¿Por Qué el Condado de Los Ángeles?

Necesitamos que todas las personas en el Condado de Los Ángeles participen en el censo 2020 para asegurarnos que nuestra comunidad reciba los recursos necesarios para hospitales, escuelas y transporte público.

Sin embargo, obtener un conteo exacto en nuestro condado es un reto.

Con su amplio espacio geográfico y diversa población de más de 10 millones de personas, el cual excede el tamaño de 42 estados, nuestro condado es la región más difícil de contar en la nación. 88 municipalidades y 140 áreas no constituidas, en las cuales se hablan más de 200 lenguajes, componen nuestra extensa región. Nosotros contamos con el segundo distrito escolar más grande del país además de 100 distritos adicionales a lo largo de 4,000 millas.

Más de la mitad de la población incluye a comunidades difíciles de contar, como minorías étnicas y raciales; inmigrantes e indocumentados; niños y ancianos; personas discapacitadas, individuos con limitado dominio del inglés; y miembros de la comunidad LGBTQ.

Una cosa es segura; cada uno de nosotros merece ser contado.

No es una exageración decir que el Condado de Los Ángeles tiene mucho que perder si no se cuenta a cada persona en nuestra comunidad.

El conteo incorrecto del censo del 2000 causó una pérdida a nuestro condado de aproximadamente $650 millones en fondos federales durante un periodo de 10 años, el cual afectó los servicios públicos en nuestras comunidades. Un conteo incorrecto en el 2020 podría tener un impacto mucho más drástico, poniendo en riesgo a más de $10 billones de fondos federales.

Nuestras comunidades necesitan esos fondos para enfrentar las dificultades diarias.

We Count LA es un esfuerzo comunitario dirigido por las organizaciones más cercanas a las comunidades que necesitamos alcanzar. Juntos, estamos trabajando para asegurar que recibamos información correcta respecto al censo y de cómo proteger nuestra información.

Pero, no lo podemos hacer solos. Necesitamos asegurarnos que nuestros amigos, vecinos y familiares sepan lo que está en riesgo. Podemos asegurarnos que cada comunidad sea representada si nos unimos y levantamos nuestra voz.

¿Defenderá sus derechos, los de su familia y de su comunidad? Comprométase a ser contado ahora.